Silva valoró el acuerdo paritario y cuestionó la política ferroviaria

<div class="at-above-post addthis_tool" data-url="http://sitiogremial.com.ar/silva-valoro-el-acuerdo-paritario-y-cuestiono-la-politica-ferroviaria/"></div>El secretario General de la Asociación del Personal de Dirección de los Ferrocarriles y Puertos Argentinos (APDFA), Adrián Silva, destacó el acuerdo paritario que lograron los gremios del sector para […]<!-- AddThis Advanced Settings above via filter on get_the_excerpt --><!-- AddThis Advanced Settings below via filter on get_the_excerpt --><!-- AddThis Advanced Settings generic via filter on get_the_excerpt --><!-- AddThis Share Buttons above via filter on get_the_excerpt --><!-- AddThis Share Buttons below via filter on get_the_excerpt --><div class="at-below-post addthis_tool" data-url="http://sitiogremial.com.ar/silva-valoro-el-acuerdo-paritario-y-cuestiono-la-politica-ferroviaria/"></div><!-- AddThis Share Buttons generic via filter on get_the_excerpt -->

El secretario General de la Asociación del Personal de Dirección de los Ferrocarriles y Puertos Argentinos (APDFA), Adrián Silva, destacó el acuerdo paritario que lograron los gremios del sector para la recomposición salarial de los trabajadores de transporte de pasajeros.

El titular del sindicato de los jerárquicos ferroviarios analizó la situación salarial y, en ese sentido, manifestó la necesidad de una propuesta de incremento de parte de las empresas de transporte de cargas para los trabajadores de ese sector.

En una entrevista con Crónica Ferroviaria, Silva analizó la política ferroviaria del gobierno nacional y, en ese marco, cuestionó el proyecto de presupuesto, los recortes en la obra pública y la reducción de servicios, entre otras medidas.

“Recientemente pudimos cerrar un acuerdo paritario los cuatro gremios ferroviarios en conjunto, luego de una negociación larga donde el Estado no accedía a por lo menos respetar las cláusulas de la paritaria anterior para compensar la pérdida por inflación, y luego de haber decretado un paro los cuatro gremios, nos volvimos a reunir y mejoraron la oferta, que no nos conformó del todo, pero que por lo menos compensó la inflación hasta el mes de septiembre pasado”, valoró Silva el reciente acuerdo salarial.

Al respecto, el dirigente señaló que “se firmó una paritaria que sumados los porcentajes del año, más la suma fija que se va a cobrar hasta el mes de Noviembre inclusive, estaríamos cerrando con un 32% de aumento de promedio, con la obligación de volvernos a reunir con las empresas estatales el día 18 de diciembre próximo, para analizar la inflación hasta ese momento”.

“Más allá de que no es lo que uno hubiese querido, entendemos que en la circunstancia del contexto actual, el acuerdo por lo menos permite no haber perdido con respecto a la inflación que hay hasta este momento, y ver en el futuro cómo se compensan las pérdidas al final del año que inevitablemente va a ser mucho más alta”, consideró.

—Usted nos habló recién de las negociaciones y acuerdos paritarios en la parte de los trenes de pasajeros. Ahora queremos saber cómo se encuentran las correspondientes a las empresas de carga.
—En estos días hemos cerrado todo lo que tiene que ver con las negociaciones de pasajeros de urbanos y larga distancia. También hemos firmado con la empresa Trenes Argentinos Infraestructuras (ADIFSE) y con entes ferroviarios donde hay trabajadores. Hasta el día de hoy no se ha llegado a un acuerdo salarial con las empresas de transporte de carga y no sabemos hasta ahora cuál será el final de la historia.

Entendemos que por estos días pueda haber alguna propuesta que hasta ahora no fue satisfactoria. Lo que pretendemos los cuatro sindicatos ferroviarios es que sean en los mismos términos y condiciones para los de pasajeros que para los de cargas. Hasta ahora hay una resistencia en las empresas de firmar.

Lo que es increíble es que las empresas que han ganado más en este período, como puede ser el grupo Techint con FerroExpreso Pampeano S.A., como Nuevo Central Argentino con Aceitera General Deheza pongan objeciones diciendo que los números no le cierran para firmar las paritaria ferroviarias, porque recurren a esta herramienta tan vieja como han usado siempre de presentar balances que no son tan buenos.

Lo que hay que ver, es el balance integral del grupo económico, por eso nosotros decimos que estos grupos no nos pueden expresar que no nos pueden pagar el aumento a los trabajadores ferroviarios lo mismo que a los de pasajeros.

—En caso de que las negociaciones no lleguen a buen puerto, ¿habría paro ferroviario en las empresas de carga?
—Hemos acordado los cuatro gremios ferroviarios reunirnos y si no hay acuerdo, tomar una decisión en conjunto que seguramente de no ser las negociaciones las que nosotros pretendemos que sean iguales la de carga como las de pasajeros, iremos a un paro de actividades.

—¿Ustedes tienen fe que lo prometido por las empresas estatales ferroviarias se vaya a cumplir? ¿Y si no se cumple qué harán los cuatro gremios ferroviarios?
—Puedo decir la presunción que tengo, ya quedó claro que en estas paritarias no se estaba cumpliendo con la palabra ni el acta anterior, o sea, la decisión del paro que los cuatro gremios ferroviarios decidieron, se debió a que no se había cumplido con el acta. Ahora hay un compromiso por parte de las empresas estatales ferroviarias para reunirse el próximo 18 de Diciembre para compensar con la inflación que se pueda corroborar hasta ese momento, pero al no haber cumplido con la anterior queda la sospecha de que esa acta no se cumpla.

Por lo tanto, no podemos asegurar de que no se vaya a un conflicto gremial si no se cumple con lo que se firmó.

—¿Usted cree que la obra pública ferroviaria se vaya a parar por los graves problemas económicos que vive el país en la actualidad?
—Ya lo están anunciando. Ellos mismos están informando de reducción de obra pública, y de hecho el poco análisis que pudimos realizar, porque es muy complejo el proyecto del presupuesto nacional que tiene más de 4.000 hojas y todas las planillas anexas, pudimos verificar que hay obras ferroviarias que no figuran en dicho proyecto para el año 2019.

Por lo visto el sistema ferroviario lo va a sufrir, de hecho lo más notorio que está a la vista es lo que está pasando con la Línea Urquiza Cargas donde todas las obras previstas no se hicieron y tampoco están prevista para el año 2019, lo que nos lleva a pensar que lo que ven los compañeros trabajadores de dicha línea ferroviaria que quieren cerrar es un hecho.

—Con relación a los servicios de pasajeros de larga distancia, por ejemplo Retiro-Córdoba; Retiro-Tucumán, entre otros, se rumorea que le sacarían itinerarios (quedando uno por semana) porque dicen que viaja poca gente y que dan déficit y que sólo se dedicarían a los trenes de carga. De ser cierto este rumor, ¿qué actitud tomarían ustedes?
—Este es un tema por lo que nos hemos enfrentado con este gobierno, por decir lo que entendemos que le está pasando al sistema ferroviario. Claramente, no es una prioridad para este gobierno el transporte de pasajeros interurbano, y de hecho han realizado varios intentos para sacar los pocos servicios que hay en la actualidad, y no nos podemos olvidar de lo que pasó con la ex empresa Ferrobaires y la cancelación definitiva hacia Tandil, 25 de Mayo, Bahía Blanca (vía Pringles), Divisadero Pinamar, entre otros. Creemos que en esa línea es la política que están implementando para el sistema ferroviario.

Ya hubo intenciones de parte de este gobierno de querer suprimir los servicios entre Retiro – Córdoba y Retiro – Tucumán, no pudieron por la presión política de las provincias afectadas, pero claramente se observa que no hay una evolución en los itinerarios.

Recordemos que el tren a Tucumán en tiempos de Ferrocarriles Argentinos “El Estrella del Norte” demoraba 18 horas que era el que paraba en casi todas las estaciones, y desde que se hicieron cargo empresas privadas y ahora Sofse (Trenes Argentinos Operaciones) lo único que pasa año tras año es que el tiempo de viaje vaya aumentando cada vez más, y claramente tenemos información que la intención es reducir servicios.

Eso de que no hay demanda es pura mentira. Cada vez que se ponen en venta los pasajes a Córdoba y Tucumán se agotan inmediatamente. Cuando llega el período de vacaciones vamos a ver nuevamente las colas interminables que se forman en Retiro y en otros lugares de las provincias, para sacar con 2 ó 3 meses de anticipación el boleto. Por lo tanto, expresamos que no es verdad que no hay demanda, lo que no hay es oferta por parte de la empresa estatal ferroviaria.

Por eso nosotros repetimos constantemente ese lema que tenemos que es: “No sobran ferroviarios, lo que faltan son trenes”.

Entendemos que faltan frecuencias en todos los servicios de las líneas urbanas y faltan más itinerarios en los pocos trenes de pasajeros interurbanos que quedan y faltan también aquellos trenes que sacaron y no volvieron más.

Con respecto al transporte de carga, no podemos de dejar de decir que la principal empresa de transporte es Trenes Argentinos Cargas (Belgrano Cargas y Logística) que tiene tres líneas (Belgrano, San Martín y Urquiza) y el transporte, un poco por decisión política y otra por ineptitud, funciona cada vez peor.

Por ahí se vende como un logro el record de transporte durante un mes, que muchos sabemos que es armado y ficticio, porque suman lo movilizado por las tres líneas.

Es lamentable lo que está pasando con el transporte de carga, no solamente porque se transporte poco, mucho menos de lo que se debería, sino porque encima las inversiones que han realizado las están destruyendo con descarrilamientos permanentes en toda la red ferroviaria. No nos alcanza los días para observar la destrucción de material ferroviario desparramado por toda la red.

—Hace unos días una diputada nacional presentó un Proyecto de Ley en la Comisión de Transporte de la Cámara de Diputados de la Nación con el motivo de que no se despidan trabajadores ferroviarios durante 365 días del año. ¿Usted cree que va a tener eco favorable en el Congreso Nacional?
—Tuvimos la suerte que la Diputada Nacional Vanesa Siley de Unidad Ciudadana, a raíz de las conversaciones que hemos tenido, presentó un proyecto de ley declarando la emergencia ferroviaria, que no solamente habla que no se puede despedir personal ferroviario, sino también expresa de la emergencia del sistema para que no se eliminen más servicios y que se repongan los que no están.

Estamos seguros que ese Proyecto de Ley va a tener la difusión necesaria y un acompañamiento importante, no puedo asegurar que se trate en la Comisión de Transporte y llegue a la Cámara de Diputados para su tratamiento. Entendemos que los diputados de Unidad Ciudadana y el Frente para la Victoria están dispuestos a apoyar. Es más, estamos haciendo una recorrida por los distintos bloques parlamentarios para ir ganando la adhesión necesaria.

Siempre digo lo mismo, la problemática ferroviaria excede la continuidad laboral o no de los trabajadores ferroviarios que obviamente los sindicatos estamos para defenderlos, acá estamos hablando de conectividad, de economías regionales, de acceso de pequeños y medianos productores para poder transportar sus productos por ferrocarril, la posibilidad y la reactivación económica que genera el ferrocarril en cada una de las zonas que recorre; en una palabra, estamos hablando de cuestiones estratégicas, de soberanía, de consumo de energía, de combustible, etc.

Me parece, que el tema va mucho más allá de salvar costos ferroviarios, que obviamente los queremos salvar, va en la importancia o no (que nosotros creemos es fundamental) a salvaguardar al sistema ferroviario para la economía argentina.

—El ministro de Transporte de la Nación, Guillermo Dietrich, sacó una resolución para la imposición del sistema de transporte automotor denominado “Bitrenes”. ¿Qué opinan ustedes al respecto?
—El sistema de transporte “Bitren” es una locura. Estamos hablando de camiones con varios acoplados ocupando un espacio de ruta impresionante que va a generar la destrucción de las mismas, esto ha tomado una dimensión que incluso lo hemos charlado con el gremio Camioneros que tampoco está de acuerdo, porque para ellos significa la pérdida de puestos de trabajo, ya que donde debería de haber dos camiones va a ver uno sólo.

Esto también está planeado para dejar en parte de lado al sistema ferroviario, que como expresaba recién, en todo punto de vista técnico, económico, ecológico y de consumo de combustible es inconveniente para el país.

Esto es lo de siempre, no hay un plan estratégico de transporte y esto son inventos que se generan por la falta de una política que lleve a una nueva Ley del Transporte.

Esto de los “Bitrenes” va a generar mayores accidentes, mayor destrucción de rutas que lo vamos a pagar entre todos los argentinos, a la vez que va en desmedro del sistema ferroviario y sus trabajadores.

—Por último, ¿cómo se encuentra la situación de APDFA?
—Nuestro sindicato, como es de público conocimiento, hemos logrado resistir la intervención. Tenemos un fallo de la Sala VI de la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo donde nos da la razón y mantiene la conducción del gremio hasta que resuelva el tema de fondo que es la validez de las elecciones internas, que no tengo ninguna duda va a ser favorable, porque no hubo nada que cuestionar en esa elección, y en este momento APDFA está funcionando con sus autoridades debidamente elegidas por sus asociados.

Ahora nos estamos reposicionando después de este período de exclusión que nos habían realizado por parte del Estado Nacional, donde no nos permitieron participar de las anteriores negociaciones paritarias.

Creo que toda situación de crisis hace que uno se vaya uniendo cada vez más, como lo estamos verificando en nuestro gremio. Por eso, estamos participando también de este frente sindical para el modelo nacional, a través de la Corrientes Federal de los Trabajadores, al que apostamos sea una herramienta importante para el cambio de la política económica, porque acá no va a ver  trabajo, no va a ver transporte ferroviario y nada que evolucione en este contexto de política económica llevada a cabo por el gobierno nacional.