Trabajadores ladrilleros se organizan a través de cooperativas

<div class="at-above-post addthis_tool" data-url="http://sitiogremial.com.ar/trabajadores-ladrilleros-se-organizan-traves-de-cooperativas/"></div>Trabajadores ladrilleros entrerrianos se organizan a través de cooperativas para formalizar su actividad. A partir de un convenio vigente entre la Unión Obrera Ladrillera de la República Argentina (Uolra) y […]<!-- AddThis Advanced Settings above via filter on get_the_excerpt --><!-- AddThis Advanced Settings below via filter on get_the_excerpt --><!-- AddThis Advanced Settings generic via filter on get_the_excerpt --><!-- AddThis Share Buttons above via filter on get_the_excerpt --><!-- AddThis Share Buttons below via filter on get_the_excerpt --><div class="at-below-post addthis_tool" data-url="http://sitiogremial.com.ar/trabajadores-ladrilleros-se-organizan-traves-de-cooperativas/"></div><!-- AddThis Share Buttons generic via filter on get_the_excerpt -->

Trabajadores ladrilleros entrerrianos se organizan a través de cooperativas para formalizar su actividad. A partir de un convenio vigente entre la Unión Obrera Ladrillera de la República Argentina (Uolra) y el Instituto de Promoción, Cooperativa y Mutualidades de Entre Ríos (Ipcymer), los trabajadores del sector reciben capacitaciones y herramientas para el desarrollo de su tarea laboral.

El titular del Ipcymer, Ricardo Etchemendy, valoró la relación del organismo estatal con el gremio ladrillero. En diálogo con SITIO GREMIAL, el funcionario destacó “se firmó un convenio con la Uolra cuando el sindicato estaba intervenido” y que “el trabajo continuó con las nuevas autoridades elegidas democráticamente”.

“El convenio permite brindar capacitaciones y herramientas, acceso a programas provinciales y nacionales. También pueden trabajar con el monotributo social. Pueden tener aportes jubilatorios, patronales y facturar con las normas de la Afip”, detalló Etchemendy entre los beneficios que reciben los trabajadores a partir de la organización en cooperativas.

Al respecto, el funcionario resaltó que la organización de los trabajadores en cooperativas “permite conocer el asociativismo, que es lo más importante, romper con el individualismo que fue instalado y marcado a fuego por la dictadura y después también con el neoliberalismo”.

“En Entre Ríos tenemos una rica cultura de cooperativas, desde la época de Urquiza, y cooperativas de más de cien años, un montón de cooperativas que han solucionado las necesidades de sus socios y de la gente. La cooperativa potencia los recursos técnicos y económicos, permite trabajar juntos y acompañados”, señaló el titular del Instituto.

En alusión al trabajo conjunto con el sindicato ladrillero, Etchemendy destacó que “se fueron brindando capacitaciones en distintos puntos de la provincia” y que “se conformaron distintas cooperativas ladrilleras”. Hoy son cuatro las que están conformadas en diferentes localidades: Santa Elena, Paraná, Victoria y Nogoyá.

“La primera fue la Cooperativa Fátima de Santa Elena, que se conformó con diez asociados de un horno. Fueron creciendo en capacitación, educación, y se relacionaron con organismos provinciales y nacionales para tener herramientas y mejor trabajo”, valoró el funcionario.

En sus declaraciones a SITIO GREMIAL, Etchemendy expresó que “tener una cooperativa es un salto cualitativo, porque es una empresa de la economía social con matricula nacional, es decir que si quieren crecer pueden tener una delegación o filial en otra provincia sin tener que formar otra cooperativa”.

“La gente sabe de su trabajo, sabe hacer ladrillos. La capacitación y el acompañamiento en el tema cooperativo, por una política de estado de nuestro gobierno, les permite hacer gestiones a nivel provincial y nacional, acceder a los distintos beneficios y recuperar su dignidad”, manifestó el titular del Ipcymer.

Etchemendy recalcó que el Instituto “brinda información a todo el que la solicita y también se recorre toda la provincia para asesorar a distintos grupos, todo en forma gratuita”.

Según datos de un relevamiento que señaló el titular del organismo provincial, son unos 600 los trabajadores ladrilleros que trabajan en Entre Ríos, de los cuales unos 100 están organizados en cooperativas.

“Este es un camino para recorrer y no abandonar. Hay que lograr que el ladrillero artesanal que se dé cuenta que es su propio empresario. De esta manera tienen todas las cuestiones técnicas y contables a su disposición”, destacó.