sábado 02 de julio de 2022 - Edición Nº1305

Info Gral | 16 ene 2022

"EPEC debe seguir siendo estatal, integrada, cordobesa y pública"


Si existe una empresa eléctrica, que históricamente fue modelo no solo en la República Argentina –y en el exterior también–, es la Empresa Provincial de Energía de Córdoba (EPEC). Se trata de una empresa de energía eléctrica, que se caracterizó especialmente por ser estatal, integrada (generación, transporte, distribución y comercialización de energía), cordobesa y pública. La EPEC siempre contó con recursos humanos de primera calidad, que debe seguir manteniendo con el número de agentes necesarios, especialmente en sectores operativos y claves, como las guardias por ejemplo. Su personal (hombres y mujeres) de sectores operativos, técnicos, comerciales y administrativos, se han ganado el orgullo, el respeto y el apoyo de los cordobeses. Siempre han mantenido una relación de inmediatez con los usuarios, brindando diariamente soluciones con la mayor celeridad posible a cada necesidad. Destacada por sus sectores técnicos y operativos particularmente; genera todo el tiempo, envidia en otras empresas de energía eléctrica privatizadas del país. Se destacó por tener una excelente atención personalizada hacia cada cordobés o cada cordobesa (y no mediante mensajes automatizados, como tienen la mayoría de las empresas privadas de energía eléctrica –y de otros servicios– que hoy en día hay). Con sectores administrativos altamente eficientes, para el buen funcionamiento interno de la propia empresa. Es clave trabajar en mejorar día a día, cada uno de los sectores de trabajo, con el número de personal de planta necesario, incorporar equipamiento de última tecnología, y disponer de la cantidad de vehículos que se necesiten para brindar el servicio de calidad que a lo largo del tiempo, ha sido un sello característico de la EPEC. Para ello, se debe promover que todas las distintas tareas de cada sector de trabajo, sean realizadas exclusivamente por personal de la propia empresa, y no tener que recurrir a firmas privadas, personal contratado o pasantes. También es muy importante, mantener activos todos sus sectores de trabajo (sin excepción alguna), para que la EPEC siga funcionando como el engranaje de un reloj suizo. Todos y cada uno de los sectores de trabajo son imprescindibles, y si uno se detiene a conocerlos bien, entenderá el por qué fueron creados oportunamente. Los recursos humanos que tiene la EPEC, son de los mejores que existen para el usuario, pero hay que continuar trabajando en su mejoramiento. Eso entre otras cosas se debe además de su formación, a que brinda un servicio desde una empresa que es estatal y no desde una empresa privada de energía eléctrica. Tener hoy en Córdoba una empresa estatal de energía eléctrica, es toda una bendición para todas y para todos. Basta ver los nefastos resultados que ocasionaron en otras provincias, las privatizaciones de empresas de energía eléctrica: cortes de energías que han durado semanas y hasta meses en ser resueltos. Usuarios que reclaman telefónicamente y hablan con una contestadora automática, sin tener solución alguna a sus reclamos. Las empresas de energía que fueron privatizadas en Argentina, consideran a la energía eléctrica como un negocio más, mientras que las empresas estatales de energía que siguen vivas (como la EPEC), consideran al servicio de energía eléctrica como un bien social, como un derecho humano que es. Hasta el día de hoy, los argentinos en general y los cordobeses en particular, padecemos el servicio que se brindan por parte de empresas de servicios que fueron estatales y que se privatizaron. No debemos volver a tropezar dos veces con la misma piedra. La solución no pasa por privatizar total o parcialmente la empresa (ni uno o varios sectores de trabajo). La solución no pasa por convertir empresas estatales, en sociedades anónimas con capital estatal mayoritario. La solución pasa por defender siempre a las empresas estatales, cuidar y capacitar constantemente al personal, actualizarse tecnológicamente, y tener visión de futuro (planificar a veinte años por lo menos, por ejemplo), para el bienestar y el progreso de nuestra querida provincia. Sería bueno aclarar que en todos los países del planeta hay cortes de energía, debido a que a veces cuando hay cortes de energía en Córdoba, hay sectores minoritarios y tendenciosos, que agreden y critican la labor de las trabajadoras y trabajadores de la EPEC injustamente. Es clave para toda trabajadora y para todo trabajador de la rama que sea (estatal o privada), contar con  una organización sindical activa que se ponga al frente de cada necesidad, que consiga las mejores paritarias, que defienda cada punto del Convenio Colectivo de Trabajo (y lo hagan cumplir en su totalidad), que logre nuevas conquistas con gestión, gestión y gestión. Con resultados, resultados y resultados. A esta altura del partido, el pueblo trabajador en su conjunto, no necesita dirigentes sindicales que vivan de relatos o que hagan meros discursos para la tribuna. Necesitan dirigentes sindicales, que demuestren estar a la altura de las circunstancias y que merecen seguir al frente del cargo que ocupan dentro de la estructura sindical, a través de su labor diaria.   Carlos Emanuel Cafure Abogado Integrante de la Agrupación 29 de Mayo del Sindicato de Luz y Fuerza de Córdoba                          
OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias