Ana Laura Ruggiero: “Las mujeres estamos a la altura para dar todas las discusiones”

<div class="at-above-post addthis_tool" data-url="https://sitiogremial.com.ar/ana-laura-ruggiero-las-mujeres-estamos-la-altura-para-dar-todas-las-discusiones/"></div>La secretaria General de la Asociación No Docente de la Universidad Nacional de Avellaneda (Anduna), la dirigente Ana Laura Ruggiero, sostuvo la importancia de la incorporación de más mujeres en […]<!-- AddThis Advanced Settings above via filter on get_the_excerpt --><!-- AddThis Advanced Settings below via filter on get_the_excerpt --><!-- AddThis Advanced Settings generic via filter on get_the_excerpt --><!-- AddThis Share Buttons above via filter on get_the_excerpt --><!-- AddThis Share Buttons below via filter on get_the_excerpt --><div class="at-below-post addthis_tool" data-url="https://sitiogremial.com.ar/ana-laura-ruggiero-las-mujeres-estamos-la-altura-para-dar-todas-las-discusiones/"></div><!-- AddThis Share Buttons generic via filter on get_the_excerpt -->

La secretaria General de la Asociación No Docente de la Universidad Nacional de Avellaneda (Anduna), la dirigente Ana Laura Ruggiero, sostuvo la importancia de la incorporación de más mujeres en los espacios de conducción de los sindicatos. Señaló que “hay pocas secretarias generales, pero se está construyendo para que cada vez seamos más” y resaltó: “Las mujeres estamos a la altura para dar todas las discusiones”.

Ruggiero, quien además de titular del sindicato Anduna es profesora y trabajadora de la Universidad Nacional de Avellaneda (Undav), también integra la agrupación Mujeres Sindicalistas que lidera Vanesa Siley, secretaria General de la Federación de Sindicatos de Trabajadores Judiciales y actual diputada nacional.

Desde la perspectiva de género, en torno a los espacios de conducción en el sindicalismo, Ruggiero indicó que “hay muchas mujeres, desde delegadas de base y en secretarías, pero pocas secretarias generales, aunque se está construyendo para que cada vez seamos más”.

“Siempre pasa en los cupos directivos, en los cargos nacionales. Siempre encontramos compañeros varones, dentro de esta cultura patriarcal, que se reproduce en todos los espacios y también en el sindicalismo”, expresó la secretaria General de Anduna.

En una entrevista con Radio Estación Sur, la referente gremial manifestó que en ese marco “desde Mujeres Sindicalistas decimos que se tiene que construir con los compañeros”, al resaltar que “no es un tema de competencia, sino de visualizar la lucha de las compañeras, porque estuvimos siempre a lo largo de la historia”.

“Siempre hubo mujeres y no fueron vistas. Ahora nos ven, alzamos la voz. Pero también es una construcción desde las masculinidades, va también acompañada de formación, y es lo que promovemos desde los sindicatos de base”, resaltó la directiva sindical.

Al respecto, Ruggiero aclaró que “en esto no sólo tienen que ver los compañeros del sindicato sino también las patronales, los empresarios, el sistema universitario, porque cuando tenemos una compañera, te sentás en una paritaria y te menosprecian por ser mujer”.

“Desde la base está ese prejuicio de que estamos para otras cosas”, remarcó la titular de Anduna, y reafirmó: “Es una cultura que tenemos que ir empezando a cambiar. Ya hicimos bastante, pero falta toma de conciencia de cosa que naturalizamos”.

En ese sentido, la referente nodocente advirtió: “Hay cuestiones que se plantean que tienen que discutir mujeres y otras cosas que tienen que discutir varones. Las mujeres discutimos política, no hay cosas de mujeres o de varones, las mujeres discutimos sindicalismo”.

“No hacemos distinción de qué temas discutimos, si la economía menstrual o un salario en una paritaria nacional. Discutimos todo porque las mujeres estamos a la altura para dar todas las discusiones”, resaltó la dirigente gremial.

En esa línea, Ruggiero destacó que “a esto también lo discutimos con los compañeros” y que “hay algunos compañeros que supieron dar un paso importante y que acompañan la lucha, lo están visualizando y entienden”.

“También es necesaria una deconstrucción desde lo familiar, porque tiene que ver con lo cultural, y eso trasladarlo a lo sindical cuesta bastante”, planteó la dirigente sindical.

En tanto, la titular de Anduna agregó: “Siempre destaco la frase de la compañera que conduce nuestro espacio, Vanesa Siley, de que cuando una compañera avanza no es que un compañero retrocede, sino que hace más grande su organización. Eso es internalizar el concepto de que no es que vamos a sacar a todos los hombres”.

“Necesitamos el concepto de paridad que no lo tenemos, que no es solamente que nos den un cupo. Paridad es que también ocupemos los cargos jerárquicos, secretaría general, adjunta, organización gremial. La mayoría de esos cargos son ocupados por compañeros”, reiteró Ruggiero.

Respecto al gremio de nodocentes, la titular de Anduna explicó: “En mi caso soy una compañera que hizo desde el día uno un sindicato nuevo, en una Universidad nueva, y que se planteó con esa conformación feminista, aunque con una impronta que siempre se sabe que en educación siempre hay más participación de mujeres, es una de las tareas feminizadas”.

“Pero a nivel nacional o en sindicatos de base no hay mujeres como secretarias generales, somos muy pocas. En nuestra federación FATUN tenemos tanta representación como universidades hay, que son 64, y somos 13 secretarias generales. Lo mismo a nivel rectorados, con rectores y rectoras”, describió Ruggiero.

En esa línea, la dirigente destacó que “nuestra federación (FATUN) fue avanzando bastante con la juventud y con la participación de las mujeres, hoy tenemos la subsecretaria Gremial que está dentro de la paritaria nacional, pero esto se logró en el último tiempo”.

“También parte desde las bases la desconfianza en una mujer y prefieren confiar en un varón. Ese obstáculo no está superado. La construcción de esos lazos de legitimidad de las bases también tiene mucho que ver con que lleguen las mujeres a las conducciones de los gremios”, consideró la referente sindical.

Por otra parte, la secretaria General de Anduna señaló que “durante la pandemia quedó muy reflejado que el trabajo que implica la familia, que no tiene que ver sólo con hijes ni niñes, sino también con el cuidado de una persona mayor, también se carga sobre una compañera mujer”.

Lo que ocurre con esta problemática “hay que dejarlo en agenda, hay que dejarlo visible y hay que darle una respuesta a la mayor brevedad posible”, sostuvo la militante gremial y referente de Mujeres Argentinas, la dirigente Ana Laura Ruggiero.