viernes 20 de mayo de 2022 - Edición Nº1262

Servicios | 15 abr 2022

CIUDAD DE BUENOS AIRES

El Sindicato de Caninos analizó el proyecto de microchips para mascotas y reclamó “un plan de tenencia responsable”

El Sindicato de Trabajadores Caninos (STC), el gremio que conduce Matías Tomsich, se pronunció sobre el proyecto legislativo impulsado en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires para la colocación obligatoria de microchips a perros y gatos.


Por: Agencia SITIO GREMIAL

El Sindicato de Trabajadores Caninos (STC), el gremio que conduce Matías Tomsich, se pronunció sobre el proyecto legislativo impulsado en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires para la colocación obligatoria de microchips a perros y gatos.

El proyecto, que fue presentado este miércoles en la Legislatura porteña, establece la colocación obligatoria de un microchip en los animales y contempla multas de hasta 55 mil pesos a los cuidadores que no cumplan con el requisito.

A través de un comunicado enviado a SITIO GREMIAL, el Sindicato de Trabajadores Caninos manifestó que “si bien el microchip puede ser de gran utilidad para, por ejemplo, reducir la cantidad de perros perdidos en la Ciudad, así planteada parecería una medida aislada del GCBA con fines recaudatorios”.

Al respecto, la organización gremial consideró que este proyecto “no está enmarcado en un plan de tenencia responsable para los más de un millón de perros y gatos que hay en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires”.

“En la Ciudad no existe un hospital público veterinario, fundamental y mucho más prioritario a la hora de cuidar la salud de nuestras mascotas que invertir dinero público en microchips”, expresó el STC, al destacar que “vacunar, castrar y darle atención veterinaria gratuita salva vidas y tiene múltiples beneficios para el cuidado y la salud de nuestros perros y gatos”.

Por otra parte, el sindicato indicó que “también hay una deficiente cantidad de caniles, que si pensamos en disminuir la cantidad de perros perdidos (principal beneficio de la colocación de un microchip), es fundamental primero generar espacios donde puedan socializar, jugar y disfrutar con otros perros de forma segura”.

“En la Ciudad, según un relevamiento que hicimos desde el Sindicato de Trabajadores Caninos, habría que triplicar la cantidad de caniles para que nuestros perros puedan disfrutar de forma segura”, remarcó el gremio.

Ante el proyecto de colocación de microchips, la entidad sindical sostuvo que “estos proyectos deben ser consensuados con tutores responsables, proteccionistas, veterinarios y trabajadores caninos, en el marco de un plan integral de cuidado de nuestras mascotas en la Ciudad”.

“El Gobierno de la Ciudad debe garantizar las condiciones para que los tutores prediquen la tenencia responsable. Si no, parece solo una medida marketinera sin mayores beneficios para nuestros perros, como tantas otras que se vienen haciendo, como estigmatizar a los perros de razas fuertes como peligrosos, cuando lo que habría que hacer es brindar educación a los tutores de dichos perros”, planteó la declaración del gremio.

Asimismo, el Sindicato de Caninos cuestionó el costo económico que demandaría la implementación de esta iniciativa: “Si bien no aparece explicitado en el proyecto, según diversas estimaciones, esta medida para aplicarse al millón de mascotas que viven en la Ciudad, tendría una inversión de mil millones de pesos”.

“¿Es mucho más caro construir, por ejemplo, un hospital público veterinario? Nos parece que el debate debería incluir a los diversos actores y pensar únicamente en el bienestar de nuestros animales”, planteó el gremio.

En ese sentido, la entidad sindical se pronunció: “Esperamos que el Gobierno de la Ciudad convoque al diálogo y priorice la salud integral de nuestras mascotas en lugar de medidas aisladas que de por sí solas no traen beneficio alguno para ellas y sólo generan mayores impuestos para los porteños y porteñas”.

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias