Trabajador de la seguridad privada relató situaciones de esclavitud en CABA

<div class="at-above-post addthis_tool" data-url="https://sitiogremial.com.ar/trabajador-de-la-seguridad-privada-relato-situaciones-de-esclavitud-en-caba/"></div>Trabajador de la seguridad privada relató situaciones de esclavitud que sufrió de parte de la empresa Seguridad Integral República SRL, en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. En diálogo con […]<!-- AddThis Advanced Settings above via filter on get_the_excerpt --><!-- AddThis Advanced Settings below via filter on get_the_excerpt --><!-- AddThis Advanced Settings generic via filter on get_the_excerpt --><!-- AddThis Share Buttons above via filter on get_the_excerpt --><!-- AddThis Share Buttons below via filter on get_the_excerpt --><div class="at-below-post addthis_tool" data-url="https://sitiogremial.com.ar/trabajador-de-la-seguridad-privada-relato-situaciones-de-esclavitud-en-caba/"></div><!-- AddThis Share Buttons generic via filter on get_the_excerpt -->

Trabajador de la seguridad privada relató situaciones de esclavitud que sufrió de parte de la empresa Seguridad Integral República SRL, en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

En diálogo con el programa radial La Sur y El Vigilador, que se emite por FM Capital, los referentes gremiales Marcelo Greco y Juan Pablo Fucks entrevistaron a uno de los afectados.

El trabajador describió condiciones de “esclavitud total” de la empresa Seguridad Integral República SRL, que presta servicios en los obradores de autopistas AUSA.

La firma obliga a los vigiladores a trabajar 24 horas seguidas sin baños, sin luz, sin garitas, con “un trato inhumano”, según lo expresó uno de los afectados.

Los trabajadores de la seguridad privada sometidos a estas condiciones reciben un sueldo de 30 mil pesos sin viáticos, por lo que deben destinar gran parte a los traslados, y sin ningún otro tipo de beneficios.

Ante esta situación, el vigilador contó que “gente identificada con Ángel García Conducción, del gremio UPSRA, pasaba por la sede de la empresa, en Ecuador al 500 de CABA”.

“La dueña nos decía que con ella arreglaba para no ser inspeccionada. Se sospecha de serias coimas”, manifestó el trabajador en diálogo con La Sur y El Vigilador.